CK#19: La Historia de Martes y Trece

Martes y Trece. El EspecialCelebra la resaca del 2000, y trece, con nuestro último especial del año. En la Nochevieja de Krypton comeremos empanadillas y tostadas con Julipán y tomaremos Café Tacilla. Ah, y para los más pequeños: ¡zumo de Digamelón! Toda la historia de los Martes y Trece a continuación. Vamos a ello, oye.

http://www.ivoox.com/ck-19-la-historia-martes-trece_md_2678272_1.mp3″  Ir a descargar

_ (4)Corría el año 78, y dos ex-compañeros de la escuela de arte dramático de aquí, de Madrí, coincidieron haciendo la mili y pili en Santander, que no en Móstoles. Eran Fernando Conde y Millán Salcedo. Poco tardó en unirse a filas Josema Yuste Bieber y ese mismo año hicieron su primera aparición televisiva en viva y en directa como el trío humorístico más famoso del país.
_ (5)El éxito masivo no tardó en llegar siendo, ya como dúo, los amos de la parrilla televisiva con sus especiales de Nochevieja para Televisión Española. Protagonizaron campañas publicitarias, tuvieron programa semanal propio y películas, y parieron cantidad de gags memorables, que aportaron una jerga y unos gestos adoptados por varias generaciones de españoles._ (6)Naturalmenete, y dada la pasión que tenemos por el cine psicotrónico nacional, haremos especial hincapié en las películas protagonizadas por estos tres polichinelas: Aquí Huele a Muerto..., El Robobo de la Jojoya… Madre pía de apor herposo, que Dios nos coja confesa-dos._ (7)No faltará un repasillo final a sus carreras en solitario, auto-remakes, reinvenciones y traspiés varios, que también los ha habido. Y todo aderezado con canturreos, samples sorpresa, voces de ultratumba y pucho humor.
_ (8)¿Fueron tan buenos como se dice? ¿Deberían volver? ¿Quién era el motor del conjunto? ¿Se llevan tan mal como podemos suponer? Todas estas dudas irán a debate en esta locurita de especial nocheviejero, que deberías recomendar a tu cuñao para que te deje de dar la brasa y pase la noche entretenido.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Especiales, Podcast y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a CK#19: La Historia de Martes y Trece

  1. Jon Nieve dijo:

    La imitación de “Paca de Carmona” es de la “Niña de Antequera” que hizo muy famosa la cancion de “Ay mi perro”. Parece ser que se inventaron lo de Paca Carmona, porque hacia poco que habia fallecido “Niña de Antequera” en un accidente de tráfico. Mirad en Youtube

  2. Cierto es! La canción del perro es esta… http://www.youtube.com/watch?v=TjvLVhvDn0c y llevaba el sombrerito. ¡Gracias!

  3. Alexey Kiddo dijo:

    ¡¡Esto sí que no me lo esperaba, fijate!!

    A escucharlo de cabeza.

    Mis especiales favoritos fueron los de el ’92 Cava con Todo (el de Pantoja y Encarna viendo la tele en un bungalow de Mallorca), Emisión Imposible (el último que se hizo antes de separarse), Fíjate (aquel en el que salía Arguiñano) y otros dos que no eran de nochevieja, ¡¡Que te den, concurso!! (aquel del verano del 92, justo antes de las olimpiadas) y Vísperas y Festivos (aquel en el que se parodiaban los cortes publicitarios durante la emisión de una película).

  4. Pak dijo:

    Madre mía… en el 89 empecé a descubrir el delirante mundo de esta pareja. Yo sigo diciendo “digamelón” al coger el teléfono. Sí, a día de hoy son un poco toscos, y algo cutres; pero no hay que ser injustos; los Hnos Marx basaban su humor en juegos de palabras absurdos, los Pyton un humor brillante y muy muy absurdo a ratos (las animaciones de Gillian desafían mi paciencia), e incluso los Chanantes han sido muy muy cutres realizando sus videos en sus inicios, planos, narrativa, efectos… Claro que Martes y 13 no reúnen lo mejor de ellos, pero marcaron una etapa, hacen gala de un humor gestual y tonto en el buen sentido que a veces viene genial. Uno se satura a día de hoy de estar hasta arriba de referencias para reírse, o ver gente en monólogos hablando de las “cosas de la vida”. Donde esté un tío con peluca haciendo cucamonas que se quite Agustín Jiménez!! 🙂

  5. Jaime Buelta dijo:

    Una duda que SIEMPRE me asalta (y el caso es que recuerdo haberlo leído / visto alguna vez, pero se me ha olvidado). ¿Por qué es que Millán siempre iba con un brazalete morado? Creo que es en recuerdo de alguien, pero siempre me he quedado con la duda….

    El pograma ha sido estupendo… Si acaso, se ha quedado corto 😛 Aunque es verdad que entraron en decadencia a partir más o menos del 92-93, sobre todo porque antes se dosificaban una barbaridad, salían sólo dos veces al año por la tele, a lo mejor haciendo un total de dos horas y media de TV, y eran todo un acontecimiento…
    En cuanto empezaron a hacer pogramas más habitualmente (creo que el primero se llamaba “Viéndonos”, no sé si al principio estaba Catherine Fulop o Amparo Larrañaga, sé que pasaron las dos), bueno, esa magia que tenían para toda E’pañia creo que se fue perdiendo (aunque reconozco que siempre me hacían reír con algún sketch) En su momento me pareció una decadencia evidente, aunque más o menos “grácil” (fue progresivamente a menos, no fue de repente un batacazo bestial, que podría haberlo sido)

    Para bien o para mal, fueron LOS MÁS GRANDES durante unos años, y aunque evidentemente no han envejecido demasiado bien, creo que dicen mucho sobre esos años y cómo éramos (Oy, que potito)

    • Realmente, acercarse a Martes y Trece es algo que debe hacerse pensando en un contexto, casi con ojos de sociólogo. Porque pensar en el trío-dúo es tener que recordar cómo éramos. No sirve de nada analizar sus programas, sus gags, en frío, aislándolos del contexto donde se realizaron.
      Es interesantísimo pensar en el humor como una herramienta, un género, un concepto, que va mutando sin parar al ritmo de cada sociedad. Porque géneros como la acción, el terror, conservan sus cánones de una manera mucho más rígida. Pero el humor pertenece al momento en el que se crea y por eso hay que ser cuidadoso al hablar de que un gag “ha envejecido mal”. Porque salvo contadísimas excepciones de humor atemporal o adelantado a su tiempo, la mayoría de los números de humor envejecen mal. Todo esto me recuerda a un libro que algún día me tendré que comprar. Si quedan ejemplares sueltos cuando tenga el dinero, claro.

      Respecto al brazalete de Millán parece ser que significaba… ¡nada! Era un capricho estético puesto ahí para quedarse con el personal. “Me lo puse sólo para que me preguntaran”, creo que le oí decir a Salcedo una vez. Una pequeña excentricidad a lo Andy Kaufman, donde la gracia está en que nadie pilla el chiste.

  6. Pingback: Strambotic » Nueve cosas que hacer para no morirte de aburrimiento un invierno en la Antártida

  7. javieeer dijo:

    Aunque desordenadamente, poco a poco voy devorando vuestros programas, pero desde que llegó el verano he acelerado: con estas temperaturas hay horas a las que moverse es una decisión que hay que meditar mucho y lo mejor es tumbarse junto a una bebida fresquita y escuchar Campamento Krypton. Y luego siempre se me ocurre alguna cosilla que comentar, jejeje, como habréis podido comprobar (en verano también tiene uno más tiempo libre).

    El caso es me he acordado de que después de su etapa en Tele5 y antes del piano verde y demás, Millán cayó en el síndrome tan clásico que comentáis del cómico que prueba en un papel dramático, en este caso interpretó a Herodes en una adaptación de “Salomé” de Óscar Wilde (sin nada que ver con el sketch de Eurovisión), además en clave de teatro moenno. Millán no es que lo hiciera mal (no en vano su formación, la de los tres, es de teatro dramático) pero es que su gestualidad, su cara en una palabra, son ya de por sí graciosas, si además su humor durante tantos años estuvo tan basado en esos elementos era muy difícil no esperar en todo momento que se fuera a arrancar con alguna de sus chanzas tipo, “Salopé, baila para pí, fíjateeeeeeee”. Y las caras que ponía, cuanto más dramáticas trataban de ser más te partías el culo.

    No he podido encontrar ningún video de la obra en el que se viera a Millán en acción, pero he encontrado esta rueda de prensa en la que su compañera de reparto María Adánez afirmaba que ella en “Aquí no hay quien viva” hacía comedia, no humor, algo muy sintomático de todo esto y que me recuerda a la gente que no lee tebeos sino novelas gráficas, como bien decís vosotros.

    Abrazos y gracias!

    Javier.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s