CK#95: Vehículos de cine a los que temer y amar. Joe Pesci

ck95_cabecera
¿Mecanófilos o mecanófobos? Nuestro Campamento se llena de vehículos sentientes que nos aterrorizan, acompañan o directamente salvan el día. Herbie, Christine y otros artefactos motorizados de cine que llevan al extremo la relación del hombre con su mediosde transporte. Y sí hay un actor extremo es el bueno de Joe Pesci, al que recuperamos del olvido.

Ir a descargar

ck95_fotos01
A principios de los años 70, el éxito de El Diablo sobre Ruedas y La Carrera de la Muerte del año 2000 dieron el pistoletazo a producciones en las que el automóvil se convertía en una auténtica amenaza para el sufrido protagonista.
ck95_fotos03¿Y qué motivaba tan extraño comportamiento? Pues todo tipo de causas a cada cual más peregrina; desde coches diabólicos como el Asesino Invisible o Christine hasta el influjo de cometas que provocaban  auténticas rebeliones de las máquinas como la de la terrible Maximum Overdrive.
ck95_fotos04Pero no todo iban a ser coches sino que hay hasta choppers chupasangres como la de Yo Compré una Moto Vampiro o sofisticados aviones de combate con conciencia propia como los de Stealth.
ck95_fotos02Afortunadamente no todo son autos locos y malos sino que hay espacio para los entrañables escarabajos Herbie y Dudu, con series de los más demencial, o el mundo creado por John Lasseter en Cars.

ck95_fotos05

Finalizamos el programa con un encasillado de libro, el ganador del Oscar Joe Pesci. El actor italo-americano ha tenido una trayectoria intermitente trabajando en grandes blockbusters y con los más grandes directores. ¿Qué le pasó al entrañable primo Vinny? Tendréis que escuchar nuestro podcast 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cine, Podcast y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a CK#95: Vehículos de cine a los que temer y amar. Joe Pesci

  1. ¡Genial programa! No sé si entraría en la categoría que tratáis, pero por su rareza a mí me gustaría destacar Ferat Vampire, de Juraj Herz; una marcianada en la que un coche utiliza sangre humana como combustible, con el aliciente de ver a la señora de Vaclav Havel enseñando sus atributos.

  2. Radar dijo:

    Un programa con vida propia, je, je. Siempre me asombra vuestra capacidad para identificar una serie de películas o series, o canciones, que para otros nos pasaría por inconexas y que digais “aquí hay tema”. ¡Y que lo haya!

    ¡Gracias por descubirnos la saga Herbie! simpre la consideré una tontería y quizás he sido injusto con ella. Sobre todo si acepto en mi memoria Disney a cosas como El Gato que Vino del Espacio…

    Poco puedo añadir al magnífico repaso que haceis, así que solo un par de apuntes autobiográficos. Primero que Killdozer fue un fantasma que me persiguió durante años, porque la ví en mi tierna infancia en la tele (de “estreno”!) y durante décadas, hasta el advenimiento de internet y el IMdB, creí que la había soñado, porque nadie me creía cuando les hablaba de una peli con una excavadora asesina. Gente de pensamiento estrecho…

    Y segundo pero sobre todo, que Christine fue mi primer coche. Sí, así se llamaba mi Seat Ronda diesel, rojo para más señas, que por problemas del sistema eléctrico cerraba y abría los cierres de seguridad cuando le daba la gana, igual que a veces las luces de cruce cuando aparcaba, y que en una ocasión se me rompió no sé qué membrana del aceite, que entró en el motor y comenzó a rugir y a echar humo por el tubo de escape como si tuviera vida propia, ¡incluso después de cerrar infructuosamnte el contacto! Sí, estaba viva y nadie me convencerá de lo contrario. No diré que me intentó matar, pero tampoco era el coche más dócil que uno pueda desear.

    A propósito, durante todo el programa no dejaba de tener en mente el libro Mecasmo, Orgasmo Mecánico, de la fabulosa colección Super-Ficción de Martínez-Roca. Lo conoceis? Es uno de los pocos que tengo pendiente para completar mi colección y creo que aquí va al pelo.

    Para terminar, decir que Joe Pesci en mi memoria se intercambia a veces a traición con Bob Hoskins y Danny deVito: tipos bajitos, regordetes y algo calvos, que pueden tener muy mala leche. Y que son oro en cualquier película que hagan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s