CK#186: Burger King vs. McDonalds, la guerra de las hamburguesas

Monográfico especial sobre las reinas del fast food, las hamburguesas y el enfrentamiento entre dos gigantes de la alimentación: Burger King y McDonalds. Una guerra entre el “a la parrilla” y el “I’m loving it”, en el que ha habido todo tipo de promociones, productos fallidos y escándalos varios. Además repasamos los orígenes de las dos franquicias y su llegada a España y el actual fenómeno de las hamburguesas gourmet. Un podcast para disfrutar con patatas y bebida grande.

Ir a descargar

Los hermanos McDonald crearon un revolucionario sistema de producción en cadena que fue el origen del fast food, el avispado Gary Kroc convirtió la idea en franquicia. El invento no tardó en ser copiado por la que se convirtiría en su rival, Burger King.  La batalla no tardó en desatarse a nivel mundial.

A pesar de contar de una serie de productos estrellas como Whopper o Big Mac las dos grandes de la “comida basura” no han parado de sacar distintas promociones e iniciativas. Desde hambuguesas goumet a productos relacionados con Halloween, al final gran parte de los esfuerzos se centran en atraer a los más pequeños. Y si no que se lo digan a los coleccionistas de juguetes de los Happy Meal

Terminamos con la historia de las cadenas de hamburguesas en España. Antes de que las dos grandes se establecieran tuvieron que competir con cadenas locales o competidores que directamente se adelantaron. Burger King escogió Madrid como primer territorio internacional y el resto no han tardado en intentarlo. Hoy en día vivimos un auténtico boom de hamburguesas gourmet y es que a quien no le apetece ese maravilloso sandwich de carne picada..¡Ñam, ñam!

Esta entrada fue publicada en Especiales, Podcast y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a CK#186: Burger King vs. McDonalds, la guerra de las hamburguesas

  1. Alberto dijo:

    Ooooooh es el Oskar de Móstoles… ¡cuántos cumpleaños ahí! Maravilloso filetazo de pollo con esa plasta de lechuga, y sus bolsas permanentemente húmedas. Tengo también un recuerdo muy lejano de una especie de McDonalds apócrifo, con toboganes para niños pequeños, que estaba cerca del Pradillo…

  2. Alberto dijo:

    Sobre juguetes Happy Meal, conservo con cariño uno totalmente random: un muñequito del jefe elfo de Vaya Santa Claus. Me sigue haciendo gracia encontrarme al actor en papeles sórdidos, por ejemplo el pornógrafo de The Deuce o el novio de Miércoles Addams, y pensar que lo tengo como figurita de McDonalds.

  3. Arkwright dijo:

    Madre mía, me habéis desbloqueado el recuerdo de los changeables del McDonalds, llegué a tener varios. Recuerdo especialmente uno que era como un helado y otro que era unas patatas fritas. Sobre todo de niño era más de McDonalds porque el Happy Meal estaba muy bien, además a mi abuela, que era quien nos llevaba, le gustaba más (por cierto, que era bastante fan del apple pie). No sé la cantidad de juguetillos que habré tenido, ni quiero pensarlo, porque la mayoría probablemente fueron a la basura hace tiempo. Acerca de esto, una pequeña corrección: en efecto McDonalds se comió las vacas flacas de Disney (recuerdo especialmente los muñecos de “Oliver y su pandilla” y “Los rescatadores en Cangurolandia”, que ni siquiera llegué a ver), pero al contrario de lo que se apunta en el podcast también disfrutaron su resurgir a partir de “La Sirenita”; recuerdo juguetes hasta, por lo menos, “Pocahontas”. De todos modos en su momento fui muy fan de las tortugas ninja así que hubo una época en la que hacía presión para ir al Burger King, e incluso llegué a tener el carnet de socio del Kids Club (la ilusión que le hace a cualquier niño tener un carnet de un club…).

    En otro orden de cosas, como bien decís los Quick venían a ser el Burger King de Francia y de Bélgica. De hecho en Bélgica no hubo Burger King hasta hace pocos años, y a pesar de ser de la misma propietaria las hamburguesas eran distintas. Así que he tenido compañeros belgas que en cualquier viaje de trabajo al extranjero a la hora de comer siempre querían ir al Burger King de turno, por ser algo especial. Lo curioso es que, al menos en su momento, algunos nombres de hamburguesa del Quick estaban (o parecían) tomados del Burger King: la primera vez que comí en un Quick belga tomé un King Fish, que venía a ser el Fish King del Burger King de España.

    Ah, y al igual que Viruete uno de los primeros restaurantes que pisé en Estados Unidos fue el Wendy’s, ya que lo recordaba mucho de cuando era pequeño. También viví y frecuenté, tras su transformación, el Welcome (efectivamente aún con esas mesas de recortes de periódicos), incluso puede que aún tenga algún pin por casa, pero no era lo mismo. Volviendo a Estados Unidos, como Armabot quise ir a un White Castle pero afortunadamente en Nueva York sí hay, así que pude probar sus hamburguesitas cuadradas. De todos modos lo que me impactó de todas estas cadenas en Usamérica, aparte de los tamaños de las raciones, fue la variedad de refrescos, una locura (de variedad y de azúcar).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s